Con el Covid ¿Qué hemos aprendido?

By 29 abril, 2020 junio 10th, 2020 Noticias

ROY CAMPOS-

Difícil hablar en pasado cuando la multicrisis apenas está en sus primeras etapas, pero si para algo ha servido el encierro voluntario para quienes hemos atendido el llamado a quedarse en casa, es para leer, para interactuar y para pensar en lo que viene.

En diversos espacios, he insistido en que lo que 2020 nos entregó de mala manera es un Cisne Negro (Ver “El Cisne Negro, El impacto de lo altamente improbable” Nassim Nicholas Taleb), ya que cumple con las 3 condiciones:

  1. Su probabilidad de ocurrencia era tan baja que era imposible pronosticarlo con métodos científicos
  2.  Las reacciones personales y colectivas que se hacen para enfrentarlo son a veces irracionales, lo extraño del suceso genera incertidumbre, el análisis debe ser retrospectivo, ya que termine el evento y se conozcan todos los detalles y sus efectos.
  3. Provocan un alto impacto, no predecible, y en muchos ámbitos, en la ciencia, las finanzas, la tecnología o el comportamiento social, por ejemplo. Normalmente los cisnes negros, por su magnitud y sus consecuencias, son más importantes en los cambios que los sucesos predecibles.

El ejemplo más reciente que se tenía en nuestra generación es el ataque a las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, que modificó por ejemplo la seguridad en los viajes o la inteligencia anti-terrorista. En este caso, no sabemos aún la magnitud de los cambios ya que después de la crisis sanitaria vendrán crisis económicas, sociales, políticas y de seguridad, y todas juntas son las que orientarán las nuevas tendencias, pero de que habrá cambios importantes lo habrá. Aquí expongo solo algunas ideas sin entrar a detalle.

Negocios

Después de lo vivido, seguramente se desarrollarán muchas aplicaciones, cada vez más seguras y más amigables para comunicación digital múltiple, las existentes mejorarán y aparecerán otras, pero su crecimiento ha sido desproporcionado.

Los comercios establecerán las compras en línea como un requisito, la tendencia que se llevaba se aceleró y lo hicieron desde tiendas grandes hasta pequeños o informales. Esto llevará también a que el espacio para exhibición se reduzca y los espacios comerciales sean dedicados a otro tipo de negocios como restaurantes o entretenimiento, esta tendencia ya se veía en los centros comerciales por cierto.

Salud

Los gobiernos invertirán más en la salud pública, esta crisis los tomó débiles y en adelante veremos mayor inversión en hospitales y en equipamiento.

Se regulará más y mejor en la comida chatarra, las comorbilidades nos enseñaron que debemos reducir la incidencia de enfermedades como diabetes, hipertensión o cardiacas y que el costo que le representará a los estados atenderlas es mayor que el prevenirlas, así que veremos la lucha de los gobiernos contra los gigantes que las producen.

Academia

Se fortalecerán las carreras científicas, nunca como ahora fue más evidente lo importante que es tener buenos investigadores y profesionales de todas las ciencias, desde matemáticos, bioestadísticos, médicos, biólogos, infectólogos, epidemiólogos y tantos otros. Las universidades incrementarán la oferta de carreras y de especializaciones, el estado deberá mejorar sus sueldos y el presupuesto e investigación.

Las universidades descubrieron que los cursos y las conferencias en línea son aceptados y demandados; los alumnos que es posible aprender en línea y los profesores y conferencistas que es una opción viable. Así que sin abandonar totalmente la parte presencial veremos crecer la oferta de cursos en línea y esto modificará también la parte laboral académica, las universidades descubrirán que pueden tener a muy buenos maestros en cualquier parte del mundo y más baratos, sin compromisos adicionales en términos contractuales y solo con el pago de honorarios.

Social

Crecerá mucho el trabajo y la educación desde casa, lo que causará que los ciudadanos estemos más tiempo encerrados e interactuemos más en línea y menos en persona, cambiarán los roles ya que tanto hombres como mujeres podrán estar al pendiente de las labores domésticas. Este fenómeno tiene ventajas y desventajas para las personas. La ventaja es evidente, ahorro de dinero y tiempo de transporte, de comida, de ropa etc, pero también traslado del costo de insumos de la empresa como espacio de trabajo, energía eléctrica y muchos otros.

¿Y en Política?

Lo que vimos hasta el momento son comportamientos distintos ante los mismos problemas, vimos presidentes que privilegiaron la salud sobre la economía (Bukele), quienes hicieron lo contrario (Bolsonaro) y quienes fueron variando su postura conforme avanzaba la pandemia (López Obrador y Trump). Hasta ahora, a quienes mejor los han evaluado son los primeros, pero esto apenas empieza, aun está por ver como sacan a sus países de la caída económica y como solucionan otros problemas, sin embargo, algo podemos prever:

  1. En adelante se buscarán líderes “fuertes” no indecisos, líderes con capacidad de reacción rápida. El concepto de LIDER en todas sus vertientes tomará vigencia.
  2. Se revalorarán las “capacidades” de los políticos, importarán sus estudios, su experiencia, todo lo que derrumbó poco a poco el discurso antisistema regresará como un requisito, en esta crisis los ciudadanos se dieron cuenta que sus gobernantes podrían haber sido mejores, la pregunta entonces es ¿acabará la corriente antisistema que recorre el mundo desde hace más de 10 años o solo se modificará?
  3. En campaña, a los temas tradicionales de corrupción, inseguridad y economía familiar, se deberá sumar con fuerza la oferta de salud pública, los ciudadanos se dieron cuenta de lo desprotegidos que están.
  4. Se privilegiará lo público sobre lo privado, lo colectivo sobre lo individual, la ecología sobre el beneficio económico, en estos días todos “sacrificamos” algunas de las que considerábamos libertades a favor de un bien colectivo, así nos quedamos en casa a veces en forma forzada, con el argumento de que con ello “aplanábamos la curva”. Los derechos humanos fueron hechos a un lado en muchos lugares y con la aceptación de las mayorías.

Pensando en el fin de estas crisis ¿harás tu lo mismo que hacías antes? ¿verás a los políticos y a los gobiernos igual que antes? ¿serás el mismo?  El COVID-19 nos heredará un nuevo mundo, no sabemos si mejor o peor pero un mundo en construcción acelerada, no podemos llegar a ese nuevo mundo siendo y haciendo lo mismo.

 

Roy Campos

Presidente de Mitofsky Group sus artículos e investigaciones lo han vuelto referencia obligada en medios de comunicación y en la academia en temas como Opinión Pública, Política, Métodos de investigación, Mercadotecnia y muchos más. Ha recibido gran cantidad de reconocimientos y premios; de 2011 a 2019 forma parte del exclusivo grupo de los 300 líderes de México que nombra la revista ¨LIDERES” por su influencia y su desarrollo en medios de comunicación y en redes sociales. Entre muchos reconocimientos en 2017 la organización World Peace Builders como “Embajador por la Paz”, reconocimiento que se le entregó en el Senado de México.

 

*CompoLider no se hace responsable de las opiniones  de los autores en los artículos

*Los artículos deberán ser originales  y que no se hayan publicado antes en otro medio o formato.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies